Para ver la información del resultado completo, debes comprar aquí

Informe Completo

Interpersonal Development
Assessment de

Te damos la bienvenida al informe del Interpersonal Development Assesment, una oportunidad de comprender nuestra manera de ser y el impacto que generamos en los contextos en los que habitamos.

A continuación, podrás conocer un modelo comprensivo de la conducta humana, el cual te permitirá entender la forma como experimentas el mundo y te relacionas con los demás, dando paso a detectar las áreas de mejora profundas que te podrán conducir a un nivel de desarrollo superior. El Interpersonal Development Assesment te permitirá conocer tu vulnerabilidad particular, tus fuentes de estrés o malestar psicológico y las distintas formas como sueles intentar gestionar dichos temas, permitiéndote trazar una ruta de desarrollo personal que te lleve a mejores resultados.

Muchas personas renuncian a la forma de ser de sus jefes y no a la empresa, abandonan sus parejas no por fata de amor sino porque es difícil convivir y pagan los costos personales, biológicos y sociales de una vida de estrés. Con nuestro sistema podrás comprender.

Mis Vulnerabilidades generan filtros “mindset” con los que interpretamos el mundo y memorias afectivas con las que lo experimentamos.
Lo que activa el estrés y el malestar no es lo que pasa, sino los Mindset y memorias afectivas desde los que interpretamos ciertas personas o circunstancias que convertimos en Amenazas.
Las Estrategias que utilizamos para manejar nuestro estrés o malestar a veces solo funcionan a corto plazo, generando problemas personales e interpersonales a mediano y largo plazo.
INSTRUCCIONES
El IDA (Interpersonal Development Assesment) es el componente evaluativo del IDS (Interpersonal Development System). En esta evaluación podrás conocer las vulnerabilidades personales, lo que hacen las personas o circunstancias que pueden tornarse amenazantes, así como los patrones de respuesta o estrategias que utilizas para manejar el estrés/malestar, comprendiendo mejor tu impacto interpersonal.
Los resultados están matizados en tres niveles:
Alto: Aquellos resultados a los que se debe prestar especial atención, pues su influencia en nuestra personalidad y su impacto en las demás personas, ameritan una importante revisión.
Medio: Aquellos resultados que en ciertas etapas de la vida o en ciertos contextos, influyen en nuestra personalidad y su impacto en las demás personas. Si bien no son temas serios, su revisión puede aportar al desarrollo personal y mejora de las relaciones.
Bajo: Aquellos resultados que no son significativos y por lo tanto no saldrán reflejados en el informe.
Los resultados deben personalizarse y ajustarse a las realidades particulares de cada persona, siendo ésta una guía para el autoconocimiento que puede sumar en el desarrollo y trabajo personal de cada quien, pero no reemplazar los esfuerzos profesionales ni la sabiduría que cada quien posee sobre sí mismo. Aquellos puntajes en el nivel de restricción deben observarse con especial atención, teniendo la humildad suficiente para buscar ayuda profesional, en aquellas circunstancias en donde a pesar de los esfuerzos realizados y el trabajo en nuestra plataforma no son suficientes para el bienestar esperado.
IMPORTANTE:
  • Al final de estos resultados, encontrarás el link para que puedas descargarlos.
  • ⁠Al final de estos resultados encontrarás el link a nuestra plataforma del programa. Allí podrás adquirir un plan personalizado para ti a partir de tus resultados, por si quieres trabajar en alguno de ellos.

Vulnerabilidad o áreas profundas de mejora de

La vulnerabilidad de la persona se construye a través de una serie de experiencias con significado personal que marcan al ser humano, dichas vivencias constituyen la biografía de la persona y se convierten en filtros por medio de los cuales, leemos ciertos aspectos de la realidad que nos pueden parecer más o menos amenazantes, generando un sistema de defensa que conocemos como estrategias de afrontamiento y que terminan confirmando o desconfirmando este proceso biográfico. Estos filtros son una sensibilidad especial que se hace más o menos rígida, o inflexible, convirtiéndose en una forma de cristalización o memoria afectiva del individuo que se activa en presencia de ciertas personas o circunstancias que interpretamos como amenazantes. Se convierten en los lentes con los que observamos el mundo.

 

Las áreas profundas de mejora son memorias afectivas, sensaciones o sensibilidades que suelen venir acompañadas de una serie de creencias acerca de que es terrible, grave o inaceptable en la vida. Esta mezcla de dolores y creencias son, en otras palabras, la vulnerabilidad de la persona.

 

Así pues, la vulnerabilidad se construye a través de diferentes dolores como el rechazo, la insuficiencia, el desamor o el desprecio, sensibilidades que traen una limitación a la libertad de la persona y sus proyectos, generándole estrés y malestar, así como patrones de relación que terminan lastimando los diferentes vínculos personales.

INSUFICIENCIA (MEDIO)

La tendencia a este dolor genera una sensibilidad particular a sentir en ciertas circunstancias que se necesita demostrar que se es suficiente y capaz. Hay algunos logros que no logran experimentar a satisfacción, creyendo que los mismos no son tan merecidos o que no son tan importantes. Equivocarse, fracasar, errar o cualquier circunstancia que evidencie que no logran tener el nivel para hacer algunas cosas que son importantes para ellos los estresa. Les incomoda cuando sus proyectos no alcanzan el máximo nivel, la duda acerca de si las cosas o acciones por hacer son las adecuadas o suficientes puede generarles cierta angustia. Esta sensibilidad particular les hace interpretar como amenazantes algunas circunstancias en las que creen que su imagen se verá afectada, queden mal, sean vistos como insuficientes o faltos de capacidad, utilizando algunas de sus estrategias en ciertas circunstancias particulares para prevenir que surja esta sensación.
Algunas personas con este nivel de sensibilidad suelen tener algunas creencias como:
La sensación de la insuficiencia algunos suelen caracterizarla con descripciones como las siguientes:
La persona con esta susceptibilidad añora sentirse completo, capaz y suficiente, reconocido en sus logros, respetado en su desempeño, tratado con justicia, sentirse valorado y no juzgado.

INSUFICIENCIA (ALTO)

El dolor de la insuficiencia genera una sensibilidad particular a sentir que se necesita demostrar que se es suficiente y capaz. Suelen ser personas que no logran experimentar la satisfacción por sus logros, creyendo que los mismos no son tan merecidos o que no se hace lo suficiente para alcanzarlos. Equivocarse, fracasar, errar o cualquier circunstancia que evidencia que no logran tener el nivel para hacer lo que deben hacer los estresa. Se sienten mal o vacíos cuando sus proyectos no alcanzan el máximo nivel, la duda acerca de si las cosas o acciones por hacer son las adecuadas o suficientes puede angustiarles. Se sienten impostores. Esta sensibilidad particular les hace interpretar como amenazantes todas aquellas circunstancias en las que creen que su imagen se verá afectada, queden mal, sean vistos como insuficientes o faltos de capacidad, utilizando las estrategias que precisen para prevenir que surja esta sensación.
Las personas con esta sensibilidad suelen tener creencias como:
La sensación de la insuficiencia no les es fácil de describir; sin embargo, suelen caracterizarla con descripciones como las siguientes:
La persona con esta susceptibilidad añora sentirse completo, capaz y suficiente, reconocido en sus logros, respetado en su desempeño, tratado con justicia, sentirse valorado y no juzgado.

RECHAZO (MEDIO)

La tendencia a este dolor genera una sensibilidad particular a sentir que necesitan la aprobación constante y estable de algunas personas, pues consideran que ser rechazados es algo incomodo. Sienten vergüenza de ser vistos en su interior por algunas personas, como si escondieran algo por lo que podrían ser humillados, burlados o poco admirados. En algunos contextos se angustian si deben exponerse. A veces tienen el sentimiento de no pertenecer en ciertos grupos, se sienten raros y fáciles de ser abandonados.
La posibilidad de ser desaprobados por otros puede llegar a afectarles.
Esta sensibilidad particular les hace interpretar como amenazantes algunas circunstancias de exposición social, novedosas o poco familiares, incluso con solo pensar o imaginar la situación interpretada como peligrosa. Algunas personas con ambivalencia afectiva o que son altamente independientes o descalificadoras los pueden activar, utilizando algunas de sus estrategias en ciertas circunstancias particulares para prevenir que surja esta sensación.
Algunas personas con este nivel de sensibilidad suelen tener algunas creencias como:
La sensación de rechazo suele caracterizarla algunas personas con descripciones como las siguientes:
La persona con esta susceptibilidad añora sentirse aceptado y aprobado de forma incondicional, tener parejas sin fluctuaciones afectivas y con grandes certezas, viviendo la aceptación de manera constante y estable.

RECHAZO (ALTO)

El dolor del rechazo genera una sensibilidad particular a sentir que necesitan la aprobación constante y estable de todas las personas, pues consideran que ser rechazado es insoportable. Sienten vergüenza de ser vistos en su interior, como si escondieran algo por lo que podrían ser humillados, burlados o poco admirados. Se angustian fácilmente si deben exponerse y guardan el sentimiento de no pertenencia, se sienten raros y fáciles de ser abandonados.
Les puede llegar a angustiar la posibilidad de no ser aprobados por los demás y puede afectarles que las demás personas no les admiren.
Esta sensibilidad particular les hace interpretar como amenazantes todas aquellas circunstancias de exposición social, novedosas o poco familiares, incluso con solo pensar o imaginar la situación interpretada como peligrosa; la ambivalencia afectiva, las personas altamente independientes o descalificadoras los activan fácilmente, utilizando las estrategias que precisen para prevenir que surja esta sensación.
Las personas con esta sensibilidad suelen tener creencias como:
La sensación de rechazo no les es fácil de describir; sin embargo, suelen caracterizarla con descripciones como las siguientes:
La persona con esta susceptibilidad añora sentirse aceptado y aprobado de forma incondicional, tener parejas sin fluctuaciones afectivas y con grandes certezas, viviendo la aceptación de manera constante y estable.

DESAMOR (MEDIO)

La tendencia a este dolor genera una sensibilidad particular a sentir que no pueden amarte si no te admiran o no te tienen en cuenta de manera estable, la sensación de soledad interna los golpea, viviendo la indiferencia y la descalificación como un desamor que les genera incomodidad y a veces rabia. Esta sensibilidad particular les hace interpretar como amenazantes algunas circunstancias en las que creen que su imagen es puesta por debajo, no reciben un trato especial o están siendo tratados como si no fueran especiales, esperando que las personas importantes para ellos estén de manera incondicional, utilizando las estrategias que precisen para prevenir que surja esta sensación.
Algunas personas con este nivel de sensibilidad suelen tener creencias como:
La sensación de desamor de algunas personas suelen caracterizarla con descripciones como las siguientes:
La persona con esta susceptibilidad añora sentirse amado, respetado y reconocido de forma incondicional y amplia, tener parejas que los admiren y estén muy pendientes de ellos, así como contextos laborales en donde sean tenidos en cuenta y reconocidos.

DESAMOR (ALTO)

El dolor del desamor genera una sensibilidad particular a sentir que no pueden amarte si no te admiran o no te tienen en cuenta de manera estable y constante. La sensación secreta de soledad interna los golpea, viviendo la indiferencia y la descalificación como un desamor insoportable que les genera incomodidad y a veces rabia. Esta sensibilidad particular les hace interpretar como amenazantes todas aquellas circunstancias en las que creen que su imagen es puesta por debajo, no reciben un trato especial o están siendo tratados como si no valieran, esperando que los otros estén de manera incondicional y absoluta para ellos, siendo la ambivalencia una herida fuerte, utilizando las estrategias que precisen para prevenir que surja esta sensación.
Las personas con esta sensibilidad suelen tener creencias como:
La sensación de desamor no les es fácil de describir; sin embargo, suelen caracterizarla con descripciones como las siguientes:
La persona con esta susceptibilidad añora sentirse amado, respetado y reconocido de forma incondicional y amplía, tener parejas que los admiren y estén muy pendientes de ellos, así como contextos laborales en donde sean tenidos en cuenta y reconocidos.

DESPRECIO (MEDIO)

La tendencia a este dolor genera una sensibilidad particular a sentirse invalidado y menospreciado en algunas situaciones, viviendo la molestia y la rabia de ser subestimados o vistos como personas de segunda categoría. Se sienten desconfiados y no soportan ser limitados en su libertad, especialmente en ciertos contextos o con algunas personas, no recibiendo los límites de forma tranquila al considerarlos formas de opresión que reflejan no ser valorados. Experimentar que los están viendo como tontos o poco valiosos les molesta. Suelen vivir la traición como algo difícil de manejar.
Algunas personas con este nivel de sensibilidad suelen tener algunas creencias como:
La sensación de desprecio de algunos suelen caracterizarla con descripciones como las siguientes:
La persona con esta susceptibilidad añora sentirse apreciado, libre y sin obligaciones impuestas, tener parejas incondicionales y absolutamente leales, así como contextos laborales en donde nadie se aproveche de ellos.

DESPRECIO (ALTO)

El dolor del desprecio genera una sensibilidad particular a sentirse invalidado y menospreciado, viviendo la molestia y la rabia de ser subestimado o visto como alguien de segunda categoría. Se sienten desconfiados y no soportan ser limitados en su libertad, no recibiendo los límites al considerarlos formas de opresión que reflejan no ser valorados. Experimentar que los están viendo como tontos o poco valioso les molesta intensamente. Suelen vivir la traición como algo muy doloroso y difícil de superar.
Esta sensibilidad particular les hace interpretar como amenazantes todas aquellas circunstancias en las que creen estar siendo tratados como personas de bajo nivel, maltratados, coartados u obligados a actuar como no quieren o, sencillamente, cuando es otro el que quiere; utilizando las estrategias que precisen para prevenir que surja esta sensación, bien sea postergando, oponiéndose frontalmente o de forma pasiva como una forma de decir “es cuando yo quiera”. Ceder los va llenando de resentimiento.
Las personas con esta sensibilidad suelen tener creencias como:
La sensación de desprecio no les es fácil de describir; sin embargo, suelen caracterizarla con descripciones como las siguientes:
La persona con esta susceptibilidad añora sentirse apreciado, libre y sin obligaciones impuestas, tener parejas incondicionales y absolutamente leales, así como contextos laborales en donde nadie se aproveche de ellos.

HIPERVULNERABLE (ALTO)

El dolor de la hipervulnerabilidad se da sólo en el nivel de la restricción, en personas altamente sensibles a cualquier forma de amenaza por haber configurado tres o cuatro dolores. En ellos distinguir que prevalece puede ser complejo pues a veces lo visible o externalizante parece ser lo principal, ocultando dolores que quizás pueden ser la razón de todo. En este nivel se encuentran personas que no se sienten suficientes ni capaces de enfrentar los retos de la vida, sintiendo que son impostores y que no merecen los logros y las cosas buenas que les pasan. Todo reto de la vida o cualquier crítica, sea personal o laboral, constituye una amenaza a su capacidad, una posible crisis de fracaso o destrucción de su imagen. Dependiendo del vínculo utilizaran estrategias agresivas, de primer nivel, especialmente la despersonalización. Sin embargo, al mismo tiempo necesitan la aprobación constante y estable de todas las personas, pues ser rechazados es insoportable. La sensación de tener en su interior algo malo o dañado por lo que podrían ser humillados, burlados o poco admirados les impide la intimidad real, guardando el sentimiento de no pertenencia, se sienten raros y fáciles de ser abandonados. Cualquier persona o circunstancia poco familiar o sin 100% de control, incluso solo en su imaginación de presagio, los estresa y enferma.
La experiencia interna de desamor les hace sentir que no pueden ser amados y que incluso no pueden amar por estar dañados. La indiferencia, la descalificación, la subestimación, la traición o cualquier amenaza que los haga sentir incomodos los llena de una rabia que solo suelen expresar en los vínculos cercanos, llenándolos de una gran angustia posterior, pues activan por sí mismos su dolor del rechazo y el abandono, necesitando unas estrategias de primer nivel para calmarse y generando dolores que terminan fácilmente en síntomas obsesivos, ataques de pánico o depresión. Se sienten desconfiados y no soportan ser limitados en su libertad. Todas aquellas circunstancias en las que creen estar siendo tratados como personas de bajo nivel, maltratados, coartados u obligados a actuar como no quieren, los conducen a estrategias para prevenir que surja esta sensación, para destruir o ponerse a salvo de quien o que lo genera; bien sea postergando, oponiéndose frontalmente o de forma pasiva como una forma de decir “es cuando yo quiera”. Estas múltiples polaridades les hacen parecer con personalidad múltiple y muy proclives al uso de estrategias de primer nivel, incluyendo síntomas psicológicos complejos.

Interpretación de amenazas de

Los filtros de la categoría denominada “Vulnerabilidad”, generan esta sensibilidad personal a percibir como más amenazantes a ciertas personas o circunstancias particulares. Las amenazas son entonces personas o situaciones reales o imaginarias que aumentan la probabilidad de ser activada la vulnerabilidad particular de una persona, generando estrés y malestar psicológico, invitando a la puesta en marcha de estrategias de afrontamiento que buscan prevenir que surja el malestar o eliminar el mismo una vez se activa la vulnerabilidad. Dichas amenazas pueden ser reales o tan solo interpretaciones fruto de los filtros impuestos por la vulnerabilidad; sin embargo, la experiencia de amenaza y la disforia que le acompaña es vivida como real.

Lo fundamental es tener claro que entre más amplia sea la vulnerabilidad particular de alguien (Nivel Alto o Medio), la sensibilidad a estas amenazas es mayor. Dichas amenazas serán percibidas con mayor intensidad o frecuencia, dados los filtros que impone la vulnerabilidad y que en muchas ocasiones, genera que la persona vea como amenazantes a personas y contextos que no lo son. Las amenazas terminan siendo estresores que activan nuestros mecanismos de protección.

Es importante ver nuestras amenazas y preguntarnos como las mismas activan de alguna forma las vulnerabilidades del punto anterior.

INEFICIENCIA (MEDIO)

La amenaza de la Ineficiencia/equivocación hace referencia a la presencia de algunas personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de hacer quedar mal, incumplir o afectar la imagen de la persona fruto del rendimiento deficiente de otros, la pérdida de tiempo o la falta de hacer las cosas como se supone que deben ser. Dicha amenaza los hace un poco más sensibles a señales de subestimación, descalificación o a percibir que ciertas personas se ponen encima de ellos. Su radar les hace más sensibles a probables señales de injusticia que los deje en un nivel inferior. Es posible que algunas personas o circunstancias en particular, bien sea por su lentitud, mal manejo del tiempo o errores que afecten su desempeño les activa sus dolores.
Activa la insuficiencia
Podría suceder en ciertos casos cuando algunas personas o circunstancias les generan el riesgo de afectar su imagen por exponerlos a un posible fracaso o a que se haga visible su insuficiencia, incapacidad, desnivel o impostura. En los vínculos cercanos se activa el dolor más fácil cuando en presencia del otro la persona queda como el “malo” o el “equivocado”, siendo las críticas, la incoherencia, la ambivalencia y la injusticia en algunos casos estresantes.
Activa el rechazo
Podría suceder en ciertos casos cuando algunas personas o las circunstancias les generan el riesgo de ser desaprobados o rechazados por no contar con las condiciones adecuadas o correctas para ser aceptados, o porque en dichas circunstancias o compañías se hacen evidentes intimidades que los exponen socialmente. En los vínculos cercanos el exceso de crítica en términos personales aviva más fácil el dolor, la ambivalencia afectiva, las personas altamente independientes, poco expresivas o descalificadoras los activan fácilmente.
Activa desamor
Podría suceder en ciertos casos cuando algunas personas o las circunstancias les generan el riesgo de quitarles el amor por no comportarse a la altura de lo que “debe ser”, interpretando que los éxitos o fechas especiales de las personas han sido tomados como poco importantes. En los vínculos cercanos sentir que no se es suficiente para ser amado o tenido en cuenta activa más fácilmente el dolor.
Activa desprecio
Podría suceder en ciertos casos cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de ser tratado como alguien que aún no se ha ganado el derecho de ciertas cosas o no se le permite acceder a algo porque se le considera inadecuado para pertenecer, activando más fácil este dolor. En los vínculos cercanos también el trato injusto por considerar que siempre lo hacen mal genera mayor afectación de este dolor.

INEFICIENCIA (ALTO)

La amenaza de la Ineficiencia/equivocación hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de quedar mal, incumplir o afectar su imagen fruto del rendimiento deficiente de otros, la pérdida de tiempo o la falta de hacer las cosas como se supone que deben ser. Dicha amenaza los hace estar vigilantes a señales de subestimación, descalificación o cuando perciben que los demás se ponen encima de ellos. Su radar les hace estar pendientes de cualquier señal de injusticia que los deje en un nivel inferior. Cualquier persona o circunstancia que fruto de su lentitud, mal manejo del tiempo o error afecte su desempeño les activa sus dolores.
Activa la insuficiencia
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de afectar la imagen de la persona al exponerlos a un posible fracaso o a que se haga visible su insuficiencia, incapacidad, desnivel o impostura. En los vínculos cercanos se activa el dolor más fácil cuando en presencia del otro la persona queda como el “malo” o el “equivocado”, siendo las críticas, la incoherencia, la ambivalencia y la injusticia muy amenazantes.
Activa el rechazo
Cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de ser desaprobados o rechazados por no contar con las condiciones adecuadas o correctas para ser aceptados, o porque en dichas circunstancias o compañías se hacen evidentes intimidades que los exponen socialmente. En los vínculos cercanos el exceso de crítica en términos personales aviva más fácil el dolor, la ambivalencia afectiva, las personas altamente independientes, poco expresivas o descalificadoras los activan fácilmente.
Activa desamor
Cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de sentir que les quitan el amor por no comportarse a la altura de lo que “debe ser”, cuando sienten que interpretan como poco importantes los éxitos o fechas especiales el desamor se activa. En los vínculos cercanos sentir que no se es suficiente para ser amado o tenido en cuenta activan más fácilmente el dolor.
Activa desprecio
Cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de sentir que son tratados como alguien que aún no se ha ganado el derecho de ciertas cosas o no se le permite acceder a algo porque se le considera inadecuado para pertenecer, se activa más fácil este dolor. En los vínculos cercanos también; el trato injusto por considerar que siempre lo hacen mal genera mayor afectación de este dolor.

EXPOSICIÓN SOCIAL (MEDIO)

La amenaza de la Exposición social hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de que la persona se sienta expuesta socialmente en circunstancias en las que el ambiente o las personas no son de su entera confianza o no conoce el contexto. Dicha amenaza suele afectar principalmente a personas que tienen cierta sensibilidad a la burla, la humillación o la falta de control de contextos totalmente desconocidos o de mucha visibilidad. Es posible que algunas circunstancias fuertes como lo inesperado, llamar la atención, el escarmiento público, la mirada aguda de otros, ser el centro de atención o ser evidenciado ante otras personas los tensione.
Activa la insuficiencia
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de la exposición social sin que la persona tenga el tiempo suficiente para prepararse surgiendo más fácil este dolor. Cuando los vínculos cercanos exponen su intimidad o se burlan haciéndolos quedar mal en público, se dispara este dolor.
Activa el rechazo
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de la exposición social en entornos desconocidos, poco familiares o un tanto agrestes, activando más fácil este dolor, siendo el mismo, el dolor de mayor afectación con esta amenaza. Cuando los vínculos cercanos los dejan solos en estos escenarios o son obligados a participar de los mismos, se activa dicho dolor.
Activa desamor
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de una exposición social. La burla, la humillación o el señalamiento les hace interpretar ello como una posibilidad de desamor que les activa tal dolor.
Activa desprecio
No es común que se active este dolor con la amenaza de la exposición social, excepto si la misma se acompaña de ser denigrado o coartado en su libertad.

EXPOSICIÓN SOCIAL (ALTO)

La amenaza de la Exposición social hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de que la persona se sienta expuesta socialmente, en circunstancias en las que el ambiente o las personas no son de su entera confianza, son poco conocidas o no conoce el contexto. Dicha amenaza suele afectar principalmente a personas sensibles a la burla, la humillación o la falta de control de contextos desconocidos o de mucha visibilidad. Lo inesperado socialmente, llamar la atención, el escarmiento público, la mirada aguda de otros, ser el centro de atención o ser evidenciado ante otras personas los tensiona.
Activa la insuficiencia
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de la exposición social sin que la persona tenga el tiempo suficiente para prepararse surge más fácil este dolor. Cuando los vínculos cercanos exponen su intimidad o se burlan haciéndolos quedar mal en público, se dispara este dolor.
Activa el rechazo
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de la exposición social en entornos desconocidos, poco familiares o un tanto agrestes, se activa más fácil este dolor, siendo el mismo, el dolor de mayor afectación con esta amenaza. Cuando los vínculos cercanos los dejan solos en estos escenarios o son obligados a participar de los mismos, se activa dicho dolor.
Activa desamor
Cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de una exposición social, la burla, la humillación o el señalamiento les hace interpretar ello como una posibilidad de desamor, que les activa tal dolor.
Activa desprecio
No es común que se active este dolor con la amenaza de la exposición social, excepto si la misma se acompaña de ser denigrado o coartado en su libertad.

TRAICIÓN (MEDIO)

La amenaza de ser usado hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de que la persona se sienta como una presa fácil de ser engañada y lastimada, teniendo un sistema de alerta ante ciertas señales de riesgo que indique que los demás pueden sacar algún posible provecho de sí. Sus radares interpretan actitudes o comportamientos de algunas personas como posibles traiciones, complots, conspiraciones, simples deslealtades o malas intenciones.
Activa la insuficiencia
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias les generan el riesgo de ser usados haciendo quedar a las personas mal, dañando su imagen, dejándoles como tontos o robándose de forma injusta todos los logros, puede activarse este dolor.
Activa el rechazo
Podría suceder en algunos casos cuando esta amenaza los expone al rechazo, el escarmiento público o la pérdida de confianza en sus vínculos.
Activa desamor
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o las circunstancias les generan el riesgo de ser usados, traicionados o enfrentados a la deslealtad, surgiendo la posibilidad de activar este dolor.
Activa desprecio
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o las circunstancias les generan el riesgo de ser usados, traicionados o enfrentados a la deslealtad. Surge la posibilidad de sentirse tratado como un ciudadano de segunda categoría, activándose este dolor.

TRAICIÓN (ALTO)

La amenaza de ser traicionado hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de que la persona se sienta como una presa fácil de ser engañada y lastimada, teniendo un sistema de alerta ante cualquier señal del riesgo que indique que los demás pueden sacar algún posible provecho de sí. Sus radares interpretan actitudes o comportamientos como posibles traiciones, complots, conspiraciones, simples deslealtades o malas intenciones.
Activa la insuficiencia
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de ser usados haciendo quedar a las personas mal, dañando su imagen, dejándoles como tontos o robándose de forma injusta todos los logros, puede activarse este dolor.
Activa el rechazo
Cuando esta amenaza los expone al rechazo, el escarmiento público o la pérdida de confianza en sus vínculos, puede activarse este dolor.
Activa desamor
Cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de ser usados, traicionados o enfrentados a la deslealtad, surge la posibilidad de activar este dolor.
Activa desprecio
Cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de ser usados, traicionados o enfrentados a la deslealtad, surge la posibilidad de sentirse tratado como un ciudadano de segunda categoría, activándose este dolor.

DESAPROBACIÓN (MEDIO)

La amenaza de la desaprobación hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de que la persona se sienta desaprobada o rechazada, dicha amenaza suele afectar principalmente a personas sensibles a la crítica, la corrección o la evaluación, sintiéndose ante algunas de estas señales un tanto insuficientes o con miedo de ser rechazados o abandonados. El rechazo es vivido como algo difícil, motivo por el cual el conflicto y cualquier señal de no ser querido son circunstancias indeseables, dejándose intimidar por ciertas figuras de autoridad o personas que estiman mucho más fuertes.
En ocasiones, la desaprobación podría hacerles angustiar ante la posibilidad de perder el apoyo, la ayuda o vivir el abandono de ciertas personas.
Activa la insuficiencia
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias les generan el riesgo de no ser aprobados por no contar con las condiciones suficientes para ser aceptados. Cuando los vínculos cercanos no se les aprueban sus esfuerzos de manera constante o rechazan explícitamente a la persona por haber cometido un error, se activa este dolor.
Activa el rechazo
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o las circunstancias les generan el riesgo de ser desaprobados o rechazados activando especialmente este dolor, tal y como se define en la misma amenaza. La desaprobación de los vínculos cercanos lo mantiene vivo.
Activa desamor
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o las circunstancias les generan el riesgo de ser desaprobados y rechazados quitándoles el amor o siendo indiferentes con ellos, rechazándolos con frialdad afectiva, distancia interpersonal o desprecio, activándoles este dolor.
Activa desprecio
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de ser desaprobados expresando el rechazo de maneras desobligantes o injustas, con menosprecio, maltrato o alguna forma de castigo, activan este dolor.

DESAPROBACIÓN (ALTO)

La amenaza de la desaprobación hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de que la persona se sienta desaprobada o rechazada. Dicha amenaza suele afectar principalmente a personas sensibles a la crítica, la corrección o la evaluación, sintiéndose con miedo de ser rechazados o abandonados por ello. El rechazo es vivido como algo insoportable, volviéndolos alérgicos al conflicto y cualquier señal de no ser querido, dejándose intimidar fácilmente por figuras de autoridad o personas que estiman mucho más fuertes.
La desaprobación les hace angustiarse ante la posibilidad de perder el apoyo, la ayuda o vivir el abandono.
Activa la insuficiencia
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de no ser aprobados por no contar con las condiciones suficientes para ser aceptados se activa este dolor. Cuando en los vínculos cercanos no se les aprueban sus esfuerzos de manera constante o rechazan explícitamente a la persona por haber cometido un error, se activa este dolor.
Activa el rechazo
Cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de ser desaprobados o rechazados activan especialmente este dolor, tal y como se define en la misma amenaza. La desaprobación de los vínculos cercanos lo mantiene vivo.
Activa desamor
Cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de ser desaprobados y rechazados quitándoles el amor o siendo indiferentes con ellos, rechazándolos con frialdad afectiva, distancia interpersonal o desprecio, se activa este dolor.
Activa desprecio
Cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de ser desaprobados expresando el rechazo de maneras desobligantes o injustas, con menosprecio, maltrato o alguna forma de castigo, se activa este dolor.

DESCALIFICACIÓN (MEDIO)

La amenaza de la descalificación/Indiferencia hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de que la persona se sienta descalificada o afectada en su valor propio, debido a cierta sensibilidad a percibir que cuando las personas o los contextos no le dan la atención adecuada, es porque le están quitando dicha valía. Su sistema de radares le hace percibir e interpretar algunas señales de descalificación que lo hacen sentir incomodo y molesto al estar en lugares en los que no se les da un lugar de respeto, sin recibir ningún trato especial o la atención que debería, en ciertas ocasiones puede sentirse irrespetado si no recibe un trato especial.
Algunas personas o circunstancias particulares que pudiesen opacarles o impedirles sobresalir, lo pueden afectar.
Es posible que esporádicamente no tener un trato VIP o estar en lugares y situaciones que no sean de un status superior lo incomode.
Activa la insuficiencia
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias les generan el riesgo de la descalificación, se puede activar este dolor al sentir que les quitan valor con las descalificaciones por no tener el nivel para recibir un trato respetuoso y digno de los demás.
Activa el rechazo
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias les generan el riesgo de la descalificación, leyendo la misma como una forma de rechazo que los angustia y entristece al mismo tiempo, activando de esta forma este dolor.
Activa desamor
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o las circunstancias les generan el riesgo de la descalificación, activando especialmente este dolor al interpretar esto como una prueba de ya no ser amados.
Activa desprecio
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias les generan el riesgo de una descalificación, activando la sensación de desprecio al interpretar esta amenaza como un trato indigno, una forma de perder dignidad que los molesta.

DESCALIFICACIÓN (ALTO)

La amenaza de la descalificación hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de que la persona se sienta descalificada o afectada en su valor propio, debido a una alta sensibilidad a percibir que cuando las personas o los contextos no le dan la atención que cree merecer, es porque le están quitando dicha Valia. Su sistema de radares le hace percibir e interpretar diferentes señales de descalificación que lo hacen sentir incomodo y molesto al estar en lugares en los que es uno más, sin recibir ningún trato especial o la atención que debería , puede sentirse irrespetado si no recibe un trato especial.
Las personas o circunstancias que le opacan o le impiden sobresalir, lo pueden afectar.
Le puede molestar no tener un trato VIP o estar en lugares y situaciones que no sean de un status superior.
Activa la insuficiencia
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de la descalificación, se puede activar este dolor al sentir que les quitan valor con las descalificaciones por no tener el nivel para recibir un trato respetuoso y digno de los demás.
Activa el rechazo
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de la descalificación, leen la misma como una forma de rechazo que los angustia y entristece al mismo tiempo, activando de esta forma este dolor.
Activa desamor
Cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de la descalificación se activa especialmente este dolor, interpretando la misma como una prueba de ya no ser amados.
Activa desprecio
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de una descalificación, se activa la sensación de desprecio al interpretar esta amenaza como un trato indigno, una forma de perder dignidad que los molesta.

COERCIÓN (MEDIO)

La amenaza de la Coerción hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de que la persona se sienta coercionada a tener que adaptarse a cumplir ciertas normas o parámetros. Su sistema de radares le permite detectar algunas señales de estar siendo limitado en su libertad, percibiendo que las normas, los límites, las leyes o algunas solicitudes son una restricción impuesta que los puede fastidiar un poco.
Activa la insuficiencia
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias les generan el riesgo de la coerción, activándose este dolor cuando la misma genera una presión a tener que hacer ciertas cosas en donde puede avivarse la posibilidad de quedar como insuficiente, malo o con su imagen golpeada. Cuando la gente le obliga “por su culpa” a hacer o no hacer algo que les activa esto. Ser obligado o presionado puede ser interpretado a que deben hacerlo porque la persona no es capaz sola.
Activa el rechazo
No suele ser común que se active este dolor excepto si la coerción implica ser obligados a enfrentar circunstancias en donde pueden ser rechazados o desaprobados.
Activa desamor
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o las circunstancias les generan el riesgo de la coerción y la misma se ejerce a través de la imposición o la restricción interpretada como falta de amor, puede activarse este dolor.
Activa desprecio
La amenaza de la coerción suele activar directamente este dolor al percibir la coerción como una forma de trato de segunda clase.

COERCIÓN (ALTO)

La amenaza de la Coerción hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de que la persona se sienta coercionada a tener que adaptarse a cumplir ciertas normas o parámetros.
Me incomoda cuando las personas “me obligan” a actuar a cierta velocidad o forma particular.
Su sistema de radares le permite detectar cualquier señal de estar siendo limitado en su libertad, percibiendo que las normas, los límites, las leyes o cualquier solicitud son una restricción impuesta que le molesta.
Activa la insuficiencia
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de la coerción, puede activarse este dolor cuando la misma genera una presión a tener que hacer ciertas cosas en donde puede avivarse la posibilidad de quedar como insuficiente, malo o con su imagen golpeada. Cuando la gente le obliga “por su culpa” a hacer o no hacer algo que les activa esto. Ser obligado o presionado puede ser interpretado a que deben hacerlo porque la persona no es capaz sola.
Activa el rechazo
No suele ser común que se active este dolor excepto si la coerción implica ser obligados a enfrentar circunstancias en donde pueden ser rechazados o desaprobados.
Activa desamor
Cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de la coerción y la misma se ejerce a través de la imposición o la restricción interpretada como falta de amor, puede activarse este dolor.
Activa desprecio
La amenaza de la coerción suele activar directamente este dolor al percibir la coerción como una forma de trato de segunda clase.

SUBESTIMACIÓN (MEDIO)

La amenaza de la Subestimación hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que ocasionalmente podrían aumentar la probabilidad de que la persona se sienta afectada y molesta al sentirse subestimada o puesta en un lugar de inferioridad. Su sistema de radares le hace en ciertas ocasiones percibir señales de subestimación que les hacen sentirse incomodos con quienes interpreta le están poniendo por debajo de su nivel.
Activa la insuficiencia
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias les generan el riesgo de la subestimación, activando este dolor al sentir que no les dan la estimación del nivel que tienen para hacer ciertas cosas por no considerar que sean suficientes para ello.
Activa el rechazo
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias les generan el riesgo de la subestimación, leyendo la misma como una forma de rechazo que los afecta, pues la interpretan como la razón por la cual serian rechazados.
Activa desamor
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o las circunstancias les generan el riesgo de la subestimación, activando especialmente este dolor, experimentando rabia por interpretar que no son dignos de amor porque no son estimados en el nivel adecuado para serlo.
Activa desprecio
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias les generan el riesgo de subestimación. La misma es percibida con molestia por considerar que están siendo desechados o despreciados por no tener en el estatus adecuado para ser de primera categoría.

SUBESTIMACIÓN (ALTO)

La amenaza de la Subestimación hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de que la persona se sienta afectada y molesta al sentirse subestimada o puesta en un lugar de inferioridad por otros que se creen mejores. Su sistema de radares le hace percibir señales de subestimación que le hacen reaccionar con rabia con quienes interpreta le están poniendo por debajo de su nivel.
Activa la insuficiencia
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de la subestimación se puede activar este dolor al sentir que no les dan la estimación del nivel que tienen para hacer ciertas cosas por no considerar que sean suficientes para ello.
Activa el rechazo
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de la subestimación, leen la misma como una forma de rechazo que los afecta, pues la interpretan como la razón por la cual serian rechazados.
Activa desamor
Cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de la subestimación se activa especialmente este dolor, experimentando rabia por interpretar que no son dignos de amor porque no son estimados en el nivel adecuado para serlo.
Activa desprecio
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de subestimación, la misma es percibida con molestia por considerar que están siendo desechados o despreciados por no tener en el estatus adecuado para ser de primera categoría.

INDIFERENCIA (MEDIO)

La amenaza de la Indiferencia hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de que la persona se sienta afectada en su valor propio cuando las personas o los contextos le ignoran o no le prestan la atención que cree merecer. Ocasionalmente, su sistema de radares le hace percibir señales de indiferencia que lo hacen sentir incomodo con algunas personas en particular que no están tan pendientes de si como deberían estarlo.
Activa la insuficiencia
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias les generan el riesgo de la indiferencia, activando este dolor al sentir que les quitan valor si no les prestan atención todo el tiempo y que no lo hacen porque los estiman insuficientes.
Activa el rechazo
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias les generan el riesgo de la indiferencia, leyendo la misma como una forma de rechazo que los angustia y entristece al mismo tiempo, activando de esta forma este dolor.
Activa desamor
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o las circunstancias les generan el riesgo de la indiferencia activando especialmente este dolor, experimentando que no les presten atención constante como una prueba inminente de desamor.
Activa desprecio
Podría suceder en algunos casos cuando las personas o circunstancias les generan el riesgo de indiferencia percibiéndola como castigo o consecuencia, activando este dolor en quienes tienen tal sensibilidad.

INDIFERENCIA (ALTO)

La amenaza de la Indiferencia hace referencia a la presencia de personas o circunstancias que aumentan la probabilidad de que la persona se sienta afectada en su valor propio cuando las personas o los contextos le ignoran o no le prestan la atención que cree merecer. Su sistema de radares le hace interpretar con cierta constancia, señales de indiferencia que lo hacen sentir incomodo o retado con quienes no están tan pendientes de si como deberían estarlo.
Activa la insuficiencia
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de la indiferencia, se puede activar este dolor al sentir que les quitan valor si no les prestan atención todo el tiempo y que no lo hacen porque los estiman insuficientes.
Activa el rechazo
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de la indiferencia, leen la misma como una forma de rechazo que los angustia y entristece al mismo tiempo, activando de esta forma este dolor.
Activa desamor
Cuando las personas o las circunstancias generan el riesgo de la indiferencia se activa especialmente este dolor, experimentando que no les presten atención constante como una prueba inminente de desamor.
Activa desprecio
Cuando las personas o circunstancias generan el riesgo de indiferencia percibiéndola como castigo o consecuencia, puede activarse este dolor en quienes tienen tal sensibilidad.

Interpretación de estrategias de

Cuando los filtros de nuestra vulnerabilidad nos hacen interpretar como amenazante ciertas personas o circunstancias, surge el estrés y el malestar psicológico de manera proporcional al nivel de nuestras vulnerabilidades y amenazas (Alto y Medio). Ante dicho malestar tendemos a Huir de las amenazas reales o imaginarias conduciéndonos a un lugar seguro, o en otros casos, a Luchar contra ellas intentando desaparecerlas o transformar el mundo en un sitio menos amenazante.
Buscamos con dichas estrategias disminuir el malestar cuando aparece o interpretamos algo como una amenaza, e incluso ante la mera posibilidad de que dicha amenaza se presente; es decir, ante la amenaza de ser lastimado en su vulnerabilidad, los seres humanos huimos, no enfrentamos o disminuimos la probabilidad del “daño” a través de desarrollos conscientes y a veces no conscientes. De igual forma, ante la amenaza, algunos luchan, enfrentan o intentan aniquilar lo que los puede dañar. Cuando huir o luchar no funciona, nos deprimimos o vivimos tal crisis que cambiamos.
Las estrategias inauténticas se dividen en dos niveles:
Estrategias nivel alto
Estrategias nivel medio

Estrategias de primer nivel

Son las más primarias para distensionar el malestar, en ellas se actúa preponderantemente sobre la dimensión biológica y, en segundo lugar, en el componente psicológico de la personalidad. Estas estrategias suelen ser las más contundentes pues modifican de manera inmediata y radical la manera como se siente la persona, eliminando el malestar de forma breve, aunque efímera, modificando las sensaciones corporales y cambiando la percepción de la realidad en corto tiempo.

En estas estrategias se encuentran las diferentes formas de automedicación (Uso de alcohol y drogas legales e ilegales), las conductas autolesivas (Autoagresiones, automutilaciones), la disociación de lo que sentimos y la agresión a otros. Su intención es reducir el malestar que se presenta cuando se activa la vulnerabilidad fruto de la presencia de alguna forma de amenaza o tan solo con su mera posibilidad.

CONSUMO DE SUSTANCIAS (MEDIO)

La estrategia del consumo de sustancias se da en personas que buscan sentir alivio físico o emocional en ciertas circunstancias de malestar, bien sea por la tensión generada por diversas amenazas de su personalidad o por la necesidad de resolver alguna sensación incomoda.
Las personas que usan esta estrategia en un nivel de tendencia, suelen pensar que las drogas, en ciertas ocasiones, les ayudan o facilitan hacer ciertas cosas que sin ellas serían muy difíciles, pues hay circunstancias o experiencias que les son más fáciles de manejar si consumen algo, sin que exista ningún tipo de dependencia de las mismas, ni sea una práctica frecuente. Por ejemplo, poder expresar mejor las emociones, soltarse más con otros, desaburrirse, sentirse más seguro y capaz, entre otras muchas opciones.

CONSUMO DE SUSTANCIAS (ALTO)

La estrategia del consumo de sustancias se da en personas que buscan sentir alivio físico o emocional en sus efectos ante cualquier malestar, bien sea por la tensión generada por diversas amenazas de su personalidad o por la necesidad de resolver un síndrome de abstinencia.
Las personas que usan esta estrategia en un nivel restrictivo, suelen pensar que las drogas les ayudan o facilitan hacer ciertas cosas que sin ellas serían muy difíciles, pues hay circunstancias o experiencias que generan cierto malestar que las sustancias pueden ayudar a manejar. Por ejemplo, poder expresar las emociones, soltar la timidez, no sentirse aburrido, sentirse más seguro y capaz, entre otras muchas opciones.

AUTOLESIONES (MEDIO)

La estrategia de las autolesiones se da en personas que buscan sentir alivio al lastimarse físicamente cuando sienten grandes tensiones o malestares suscitados por la presencia de amenazas especificas en personas con alta sensibilidad a las mismas, en este nivel se presenta de manera aislada. Por ejemplo, cortarse en diferentes partes del cuerpo, arañarse o darse golpes.

AUTOLESIONES (ALTO)

La estrategia de las autolesiones se da en personas que buscan sentir alivio al lastimarse físicamente cuando sienten tensiones o malestares suscitados por la presencia de variadas amenazas en personas con alta sensibilidad a las mismas. Por ejemplo, cortarse en diferentes partes del cuerpo, arañarse o darse golpes.

HETEROAGRESIÓN (MEDIO)

La estrategia de la heteroagresión se da en personas que a veces sienten alivio o el deseo de descargar su malestar a través de la agresión hacia otras personas u objetos, pues hay algunas situaciones que generan tensiones internas generadas por la presencia de diversas amenazas. Por ejemplo, explosiones de rabia dañando objetos o agrediendo a las personas.

HETEROAGRESIÓN (ALTO)

La estrategia de la heteroagresión se da en personas que buscan sentir alivio descargando su malestar a través de la agresión hacia otras personas u objetos, cada vez que experimentan tensiones internas generadas por la presencia de diversas amenazas. Por ejemplo, explosiones de rabia dañando objetos o agrediendo a las personas.

DISOCIACIÓN (MEDIO)

Se da en personas que han presentado eventos difíciles en su vida o de gran estrés y que de manera no consciente han encontrado en la desconexión una manera de evitar su tensión sin que esta estrategia este bajo su control, en este nivel no suele ser tan común ni tan intensa. También puede presentarse en personalidades muy ansiosas o altamente sensibles, en donde disociarse de sus pensamientos o sensaciones les permite reducir el miedo experimentado.

DISOCIACIÓN (ALTO)

La estrategia de la disociación se da en personas que han presentado eventos traumáticos o de máximo estrés y que, de manera no consciente, han encontrado en la desconexión de sí mismos una manera de evitar su tensión sin que esta estrategia este bajo su control, expresándose bajo cualquier circunstancia amenazante. También puede presentarse en personalidades muy ansiosas, altamente sensibles o con el dolor de la hipervulnerabilidad, en donde disociarse de sus pensamientos o sensaciones les permite reducir el miedo experimentado.

Estrategias de segundo nivel

Son buscan la distensión del malestar. Son más elaboradas y requieren de un proceso más preciso. En ellas se actúa preponderantemente sobre la dimensión psicológica. Estas estrategias suelen ser más refinadas que las de primer nivel, siendo menos contundentes pues las mismas modifican la experiencia de la persona o previenen que se vivan ciertas experiencias, pero que no dependen exclusivamente de la persona, evitando el malestar de formas no tan inmediatas, pero más “elegantes”. Las estrategias de segundo orden modifican más el ambiente y las circunstancias, obteniendo un efecto de retroalimentación por parte del mundo que le permite a la persona aliviar el malestar. En estas estrategias se encuentran las diferentes formas de afrontamiento de la personalidad que incluyen impactos interpersonales importantes, convirtiéndose en ocasiones en las amenazas de las demás personas.

OBSESIVIDAD (MEDIO)

La estrategia obsesiva se da en personas que buscan sentir alivio ante el malestar generado por diversas formas de amenaza, tratando de controlar su mundo interno a través del esfuerzo por mantener bajo su dominio algunas emociones o su mundo externo a través del cálculo, análisis o desarrollo de acciones para optimizar algunas cosas que pueden considerar amenazantes, desde el tiempo, los procesos o procedimientos, las formas, personas o cualquier variable que se constituya en un riesgo para su vulnerabilidad particular. Las diferentes formas de control implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir la corrección y juicio a otros, la postergación de algunos compromisos en donde hay riesgo de equivocarse, el uso de listados de chequeos, la corroboración de los procesos o procedimientos, el autocastigo o cualquier otra acción dirigida a controlar la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular. En este nivel, su margen de libertad es mayor, logrando en ocasiones o en ciertas circunstancias oponerse a estas estrategias y hacerlo distinto, suelen manifestarse de forma más contextual o dependiendo de circunstancias muy puntuales.
¿Qué impacto tiene en sí mismo?
¿Cómo le ven los demás?
Algunas personas suelen verle como una persona poco expresiva, a veces distante, exigente, critico, intimidante, trabajador, capaz, fuerte, seguro, eficaz, eficiente y confiable.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de tendencia es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:
Pueden buscar controlar u optimizar lo que hacen sin que la intención sea el alivio del malestar sino el ánimo de hacer las cosas bien. Analizan y calculan riesgos para saber cómo responder ante los mismos si lo amerita. Buscan hacer las cosas bien, corroborar su trabajo o saber cuándo mostrarse vulnerable.

OBSESIVIDAD (ALTO)

La estrategia obsesiva se da en personas que buscan sentir alivio ante el malestar generado por diversas formas de amenaza , tratando de controlar su mundo interno a través del esfuerzo por mantener bajo su dominio las emociones o su mundo externo. Pueden hacerlo a través del cálculo, análisis o desarrollo de acciones para optimizar todo lo que sea amenazante, desde el tiempo, los procesos o procedimientos, las formas, personas o cualquier variable que se constituya en un riesgo para su vulnerabilidad particular. Las diferentes formas de control implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir la corrección y juicio constante a otros, la postergación para no exponerse a la posibilidad de fallar, el uso de listados de chequeos, la evitación de actividades que los pueden hacer perder tiempo, la corroboración constante de los procesos o procedimientos, el autocastigo o cualquier otra acción dirigida a controlar la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular.
¿Qué impacto tiene en sí mismo?
¿Cómo le ven los demás?
Suelen verle como una persona poco expresiva, a veces distante, exigente, critico, intimidante, adicto al trabajo, capaz, fuerte, seguro, eficaz, eficiente y confiable.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de restricción es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:

NARCISISMO (MEDIO)

La estrategia Narcisa se da en personas que buscan sentir alivio ante el malestar generado por algunas formas de amenaza, tratando de disminuir a la persona o contexto que la cause. Es una forma de lucha para descargar su malestar con algunas personas que amenazan su sensación de valía, siendo la descalificación en sus diferentes presentaciones su principal característica. Las diferentes formas de descalificación implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir la prepotencia, las posturas de superioridad, las humillaciones y retos, la agresividad reclamando lugares especiales, el uso ostentoso de marcas o lujos, la distancia afectiva o cualquier otra acción dirigida a disminuir la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular. En este nivel, su margen de libertad es mayor, logrando en ocasiones o en ciertas circunstancias, oponerse a estas estrategias y hacerlo distinto, suelen manifestarse de forma más contextual o dependiendo de circunstancias muy puntuales.
¿Qué impacto tiene en sí mismo?
¿Cómo le ven los demás?
Algunas personas suelen verles un tanto prepotentes y descalificadores. Los ven intimidantes, a veces poco empáticos y fuertes. Los ven seguros y capaces.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de tendencia es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:
Pueden buscar disminuir algunas amenazas reales, confrontando a las personas o contextos que golpean su valor propio. Pueden a veces verse fuertes, seguros, exitosos o competitivos.

NARCISISMO (ALTO)

La estrategia Narcisa se da en personas que buscan sentir alivio ante el malestar generado por diversas formas de amenaza, tratando de eliminar a la persona o contexto que la cause. Es una forma de lucha para descargar su malestar con aquellos que amenazan su sensación de valía, siendo la descalificación en sus diferentes presentaciones su principal característica. Las diferentes formas de descalificación implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir la prepotencia, las posturas de superioridad, las humillaciones y retos, la agresividad reclamando lugares especiales, el uso ostentoso de marcas o lujos, la distancia afectiva, la indiferencia o cualquier otra acción dirigida a aniquilar la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular.
¿Qué impacto tiene en sí mismo?
¿Cómo le ven los demás?
Suelen verles egoístas, prepotentes y descalificadores. Los ven intimidantes, poco empáticos y fuertes. Los ven seguros, capaces y sobre estimados.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de restricción es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:

DEPENDENCIA PASIVA (MEDIO)

La estrategia de dependencia pasiva/evitación es una categoría que se expresa en dos subcategorías, la dependencia pasiva y la evitación emocional; en cuanto a la primera se da en personas que buscan evitar el malestar que viven cuando les amenazan experiencias de rechazo o conflicto, utilizando la búsqueda de aprobación y la victimización o automaltrato público como desarrollos dirigidos a prevenir que surja el malestar o a eliminarlo si es preciso. Las diferentes formas de aprobación implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir la sonrisa nerviosa para disminuir la agresión del otro, el pedir perdón sin haber realizado nada, el endeudamiento con favores no pedidos, la corroboración del afecto o cualquier otra acción dirigida a evitar la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular. En este nivel, su margen de libertad es mayor, logrando en ocasiones o en ciertas circunstancias oponerse a estas estrategias y hacerlo distinto, suelen manifestarse de forma más contextual o dependiendo de circunstancias muy puntuales.
¿Qué impacto tiene en sí mismo?
Cuando la estrategia está acompañada de ciertos dolores es posible:
¿Cómo le ven los demás?
Algunas personas suelen verles amables, bondadosos, generosos, pero al mismo tiempo inseguros, dependientes y débiles.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de tendencia es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:
Pueden buscar generar ambientes tranquilos y libres de conflicto sin que esto sea por algún temor o necesidad particular de distensionar el malestar. Se muestran amables, sonrientes, nobles y tranquilos, sin ningún interés manipulativo.

DEPENDENCIA (ALTO)

La estrategia de dependencia se da en personas que buscan evitar todo el tiempo el malestar que viven cuando les amenazan experiencias de rechazo o conflicto, utilizando la búsqueda de aprobación, la victimización o automaltrato público como desarrollos dirigidos a prevenir que surja el malestar o a eliminarlo si es preciso. Las diferentes formas de aprobación implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir la sonrisa nerviosa para disminuir la agresión del otro, el pedir perdón todo el tiempo sin haber realizado nada, el endeudamiento con favores no pedidos, la corroboración constante del afecto o cualquier otra acción dirigida a evitar la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular.
¿Qué impacto tiene en sí mismo?
Cuando la estrategia está acompañada de ciertos dolores es posible:
¿Cómo le ven los demás?
Suelen verles amables, bondadosos, generosos, pero al mismo tiempo inseguros, dependientes y débiles.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de restricción es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:

EVITACIÓN SOCIAL (MEDIO)

En cuanto a la evitación social se da en personas que buscan evitar el malestar que viven cuando enfrentan ciertas situaciones o personas con quienes pueden sentirse un tanto avergonzados o con pena, evitando muchos de estos escenarios o ensimismándose y guardando silencio para no exponerse. Las diferentes formas de evitación social implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir las excusas constantes para no ir a ciertos contextos sociales, desaparecer sin despedirse de algunas personas, usar un tono de voz bajo u otras formas de pasar desapercibidos, la huida de actividades de esparcimiento grupal que impliquen mucha exposición o cualquier otra acción dirigida a evitar la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular. Algunas personas pueden ser un poco fantasiosas, siendo en ella capaces de enfrentar ciertas situaciones en donde pueden expresar lo que sienten o piensan, poner límites o decir lo que consideran, pero que no siempre lo hacen en la vida real. En este nivel, su margen de libertad es mayor, logrando en ocasiones o en ciertas circunstancias oponerse a estas estrategias y hacerlo distinto, suelen manifestarse de forma más contextual o dependiendo de circunstancias muy puntuales.
¿Qué impacto tiene en sí mismo?
Cuando la estrategia está acompañada de ciertos dolores es posible:
¿Cómo le ven los demás?
Algunas personas suelen percibirles distantes emocionalmente, aburridos, poco cariñosos o tímidos. Prudentes, calmados y tranquilos.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de tendencia es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:
Pueden buscar la prudencia y el pudor en ciertos escenarios. Se muestran precavidos en ciertos contextos sociales, humildes y tranquilos.

EVITACIÓN SOCIAL (ALTO)

En cuando a la evitación social se da en personas que buscan evitar el malestar que viven cuando enfrentan cualquier situación o persona con quienes pueden sentirse avergonzados o con pena, huyendo de muchos escenarios o ensimismándose y guardando silencio para no exponerse. Las diferentes formas de evitación social implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir las excusas constantes para no ir a contextos sociales, desaparecer sin despedirse, usar un tono de voz bajo u otras formas de pasar desapercibidos, la huida de actividades de esparcimiento grupal como el baile o cualquier otra acción dirigida a evitar la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular. La fantasía puede ser común, siendo en ella capaces de enfrentar situaciones en donde pueden expresar lo que sienten o piensan, poner límites o decir lo que consideran, pero que pocas veces lo hacen en la vida real.
¿Qué impacto tiene en sí mismo?
¿Cómo le ven los demás?
Suelen percibirles distantes emocionalmente, aburridos, poco cariñosos, tímidos y a veces ansiosos. Prudentes, calmados y tranquilos.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de restricción es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:

HISTRIONISMO (MEDIO)

La estrategia Histriónica es un grupo de acciones que se dan en personas que buscan sentir alivio ante el malestar generado por diversas formas de amenaza, tratando de eliminar o prevenir el malestar que surge a través del drama o la expresión exagerada de sus emociones o de lo que acontece, tratando de buscar ser el centro de atención, tener un lugar o acaparar la atención, generando muchas veces señales ambivalentes y confusas, así como expresiones muy detalladas de lo que pretenden comunicar.
Las diferentes formas de histrionismo implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir seducciones o coqueteos ambivalentes, ciertas mentiras, exageraciones, vestimentas llamativas o cualquier otra acción dirigida a llamar la atención para eliminar la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular. En este nivel, su margen de libertad es mayor, logrando en ocasiones o en ciertas circunstancias oponerse a estas estrategias y hacerlo distinto, suelen manifestarse de forma más contextual o dependiendo de circunstancias muy puntuales.
¿Qué impacto tiene en sí mismo?
¿Cómo le ven los demás?
Algunas personas les ven algo exagerados, dramáticos, seductores y ambivalentes. Divertidos, carismáticos, alegres y vendedores.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de tendencia es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:
Pueden buscar divertirse y ser el centro de atención, tener un lugar o acaparar la atención sin que su interés sea superar algún dolor o vulnerabilidad particular. Se muestran expresivos, comunicativos, cercanos y enfáticos.

HISTRIONISMO (ALTO)

La estrategia Histriónica es un grupo de acciones que se dan en personas que buscan sentir alivio ante el malestar generado por diversas formas de amenaza, tratando de eliminar o prevenir el malestar que surge a través del drama o la expresión exagerada de sus emociones o de lo que acontece, tratando de hacer lo que sea necesario para ser el centro de atención, buscar un lugar y acaparar la atención, generando muchas veces señales ambivalentes y confusas, así como expresiones hiper-detalladas de lo que pretenden comunicar.
Las diferentes formas de histrionismo implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir seducciones sexuales ambivalentes, coquetería, mentiras dramáticas, exageraciones, vestimentas llamativas o cualquier otra acción dirigida a llamar la atención para eliminar la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular.

¿Qué impacto tiene en sí mismo?
¿Cómo le ven los demás?
Exagerados, dramáticos, conflictivos, seductores y ambivalentes. Divertidos, carismáticos, alegres y vendedores.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de restricción es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:

PARANOIA (MEDIO)

La estrategia paranoica es un grupo de acciones que se dan en personas que buscan sentir alivio ante el malestar generado por diversas formas de amenaza, tratando de eliminar o prevenir el malestar de ser traicionados a través del ocultamiento de algunos aspectos de sí mismos, buscando pruebas acerca de que tan confiable es la gente, dudando de algunas de las intenciones de las demás personas y estando alertas a que nadie pueda pasarles por encima o aprovecharse de ellos. Las diferentes formas de desconfianza implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir sacar verdades con mentiras, generar diálogos perspicaces, alejarse o distanciarse hasta estar seguros o cualquier otra acción dirigida a controlar la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular. En este nivel, su margen de libertad es mayor, logrando en ocasiones o en ciertas circunstancias oponerse a estas estrategias y hacerlo distinto, suelen manifestarse de forma más contextual o dependiendo de circunstancias muy puntuales.
¿Qué impacto tiene en sí mismo?
¿Cómo le ven los demás?
Algunas personas les perciben suspicaces, desconfiados, alertas y vigilantes. Precavidos y prudentes.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de tendencia es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:
Pueden buscar ser precavidas y prever posibles amenazas. Se muestran prudentes, analíticos, perspicaces y reservados.

PARANOIA (ALTO)

La estrategia paranoica es un grupo de acciones que se dan en personas que buscan sentir alivio ante el malestar generado por diversas formas de amenaza, tratando de eliminar o prevenir el malestar de ser traicionados a través de el ocultamiento de quienes son realmente, buscando pruebas acerca de que tan confiable es la gente, dudando constantemente de las intenciones de las demás personas y estando hiperalertas a que nadie pueda pasarles por encima o aprovecharse de ellos. Las diferentes formas de desconfianza implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir sacar verdades con mentiras, generar diálogos perspicaces, alejarse o distanciarse hasta estar seguros o cualquier otra acción dirigida a controlar la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular.
¿Qué impacto tiene en sí mismo?
¿Cómo le ven los demás?
Suspicaz, desconfiado, alerta y vigilante. Precavido y prudente.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de restricción es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:
Pueden buscar ser precavidas y prever posibles amenazas. Se muestran prudentes, analíticos, perspicaces y reservados.

ANTISOCIALIDAD (MEDIO)

La estrategia antisocial es un grupo de acciones que se dan en personas que buscan sentir alivio ante el malestar generado por diversas formas de amenaza, tratando de eliminar o prevenir el malestar de ser coartado en su libertad, saltándose algunas normas o haciendo cosas que rayan con lo legal o por lo menos son poco morales. Las diferentes formas de transgresión implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir la intimidación a otros, las actividades de adrenalina, el reto a ciertas formas de autoridad o cualquier otra acción dirigida a controlar la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular. En este nivel, su margen de libertad es mayor, logrando en ocasiones o en ciertas circunstancias oponerse a estas estrategias y hacerlo distinto, suelen manifestarse de forma más contextual o dependiendo de circunstancias muy puntuales.
¿Qué impacto tiene en sí mismo?
¿Cómo le ven los demás?
Algunas personas les perciben fuertes, lideres, imponentes, valientes, arriesgados y a veces intimidantes.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de tendencia es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:
Añoran y disfrutan de la libertad como forma de expresión sin que medie ningún interés contestatario. Se muestran fuertes, capaces, valientes y arriesgados.

ANTISOCIALIDAD (ALTO)

La estrategia antisocial es un grupo de acciones que se dan en personas que buscan sentir alivio ante el malestar generado por diversas formas de amenaza, tratando de eliminar o prevenir el malestar de ser coartado en su libertad, saltándose a veces algunas normas o relativizando cosas que son ilegales o por lo menos poco morales. Las diferentes formas de transgresión implican variadas estrategias que deben ser exploradas de manera particular, pues pueden incluir la intimidación a otros, las actividades de adrenalina, el reto a la autoridad o cualquier otra acción dirigida a controlar la posibilidad de vivir su vulnerabilidad particular.
¿Qué impacto tiene en sí mismo?
¿Cómo le ven los demás?
Fuerte, líder, imponente, valiente, arriesgado, peligroso, intimidante.
¿Qué impacto tiene en otros?
Las estrategias de segundo nivel de una persona, son al mismo tiempo las amenazas que experimentan las personas con quienes se relacionan. Si bien, el impacto interpersonal depende en parte de la vulnerabilidad de la otra persona, en este nivel de restricción es posible que las personas cercanas sientan algunas de las siguientes características:
¿Qué potencial tiene?
La estrategia en este nivel puede tener grandes potenciales a desarrollar o aprovechar; sin embargo, si la persona cuenta con vulnerabilidades a nivel de restricción, dicho potencial suele desperdiciarse, pues se vive más apagando incendios interpersonales que trabajando en lo valioso de la vida. Ahora bien, si esta estrategia se presenta sin niveles de vulnerabilidad en restricción, el potencial suele estar asociado a las siguientes características:
Añoran y disfrutan de la libertad como forma de expresión sin que medie ningún interés contestatario. Se muestran fuertes, capaces, valientes y arriesgados.

Aclaración para

Descarga el resultado como PDF

Interpersonal Development Program

De la mano de nuestro Interpersonal Development Program, obtén un plan de acción personalizado basado en los resultados de tu test. Trabaja en profundidad tus áreas de mejora.

Tienes la posibilidad de romper patrones, liberarte del miedo, vivir con tranquilidad y tener más éxito interpersonal.

Descubre tu personalidad en pareja.

Por tan solo

$ 148 dolares.

Invita tu pareja

Descubre tu personalidad en el trabajo.

Por tan solo

$ 89 dolares.

Invita tu compañero de trabajo

Descubre tu personalidad como padre de familia.

Por tan solo

$ 57 dolares.

Test de padre de familia

Invita

Familiares y amigos

Enviar invitaciones

Síguenos
© 2023 IDS, Todos los derechos reservados