La personalidad sumisa o dependiente

Todos conocemos a alguien que es muy servicial, que no inician ni se involucran en peleas y son súper dedicados a las personas que están en su vida, a las personas que quieren. Son personas que pueden llegar a ser consideradas como débiles, sumisas, que no tienen carácter y no se defienden cuando son atacadas. Este tipo de personas son las que tienen personalidad sumisa o dependiente. Tienen muchas cualidades, pero son personas que necesitan de la presencia de otras personas en su vida para poder vivir a gusto.

Para mantener a las personas cerca a ellos y convencerlos de cuidarlos y de estar pendiente de ellos, se muestran débiles, como si fueran niños que necesitan protección. Siempre quieren agradarle a todo el mundo, se esfuerzan para caerle bien a todos. Son personas muy nerviosas que siempre piensan lo peor de cualquier situación. Además, son de extremos. Cuando quieren a alguien, por lo general a su pareja sentimental, si esta no está todo el tiempo con ellos demostrándole que los aman, van a pensar y sentir que están en realidad solos en la vida.

Son personas que sus emociones y su felicidad depende de otras personas. Para poder tenerlas cerca y que le den el amor que busca, las endeudará, es decir: hará favores que nadie pidió, saben identificar las necesidades de los demás y tratarán de ser ellos los que las solucionan; ya que, de esta manera, las personas sentirán que deben hacer algo por ellos también. Les cuesta mucho discutir con la gente, les genera tanto miedo estas situaciones que prefieren no dar su opinión o simplemente estar de acuerdo, ya que creen que, si molestan a la otra persona, esta se irá y los dejará solos. Todo esto lo hacen para mantener sus relaciones estables, porque cuando empiezan a estar mal o hay conflictos, les genera mucho malestar en su vida y solo pueden pensar que van a quedarse solos para siempre.

Esta personalidad tiene problemas al asumir responsabilidades, ya que como no es independiente y la misma independencia le genera angustia, esperará el tiempo necesario para que llegue alguien más y haga lo que ella debía hacer, lo que era su tarea. Son personas que se victimizan constantemente, que quieren parecer pequeños y que necesitan rescate. Buscan aprobación para todo en su vida: preguntan a sus personas cercanas si actuaron de manera correcta, si dijeron lo que debían decir, si están bien presentados: buscan poder confirmar que no quedaron mal frente a nadie porque no quieren caerle mal a las personas. De igual manera, han aprendido a leer muy bien las situaciones para comportarse de la manera en la que creen que las personas esperan que se comporten.

Las personas dependientes a otras personas tienen mucho miedo al abandono, a que el día de mañana las personas que quieren ya no estén en su vida y se queden solos. Le temen a la soledad, a estar con ellos mismos, por lo cual le temen a la libertad pues no sabrían que hacer sin alguien en su vida que les indique el camino. Cuando sienten que la persona que los quiere los abandonará, que van a ser rechazados por los demás, y peor aún, que van a tener que asumir la vida y estar en ella en soledad, todas sus alarmas se prenden y tomarán acción para cambiarlo, para que vuelvan a verlo como alguien que necesita la compañía y ayuda, no dejarlo solo y de esta manera no tener que encontrarse con sus sentimientos y emociones. 

Para evitar sentirse abandonados y rechazados, las personas con personalidad dependiente tienen trucos, estrategias que los ayudarán a evitar o aliviar un poco dicho malestar. Con estas buscará aprobación constantemente, se pondrá en una posición de sumisión, de persona indefensa frente a los demás, tratará de que las personas los vean como alguien necesario en sus vidas. Tienen diferentes maneras de hacerlo que los ayudarán en diferentes situaciones y momentos.

Van a huir de situaciones donde pueda notarse su ineficiencia, donde puedan ser rechazados, no van ni siquiera a querer competir e incluso dejarán ganar a la competencia. Van a evitar dar su opinión con tal de no tener discusiones o confrontaciones, incluso van a ver todo de una manera más optimista de lo que es: van a vendarse los ojos para no ver las cosas negativas de la vida. Pueden llegar a halagar al otro, a hacerlo sentir grandeza para que ellos se vean más chiquitos y les tengan compasión. Para sentirse amados, van a perseguir a las personas cada vez que estas tengan tiempo libre, siempre estarán presentes y disponibles. Cautivarán a los otros, les mostrarán que ellos son víctimas pero que son muy buenas personas para tener alrededor pues son serviciales y es agradable estar cerca a ellos.

De igual manera, pueden llegar a ser muy manipuladores. Si las personas en su vida no actúan de la manera en la que ellos esperan, no están disponibles cuando ellos quieren, o no les dan la atención que ellos desean, buscarán hacerlos sentir culpables por sus acciones. Incluso pueden llegar a enfermarse para generar todavía más pesar y poder controlar a las personas a su alrededor. Son vengativos, no olvidan como los hicieron sentir y atacarán buscando que la persona que los lastimó, se sienta igual o peor que ellos por medio de actitudes y acciones como las anteriores.

En síntesis, las personas dependientes:

  • Siempre buscarán la aprobación y agrado de los demás.
  • Son personas que saben leer las necesidades de otros y procurarán ser ellos quienes las satisfagan.
  • Las discusiones les generan mucho malestar y procurarán que nunca ocurran.
  • Necesitan de la presencia de otros en su vida para vivir tranquilos.
  • Se mostrarán como víctimas e indefensos para ser cuidados, rescatados.
  • Buscan constantemente aprobación de los demás.
  • Le temen al rechazo, al abandono, a la soledad y a la libertad.
  • Para conseguir sentirse amados halagarán y cautivarán a los otros, siempre estarán disponibles para ti, serán serviciales.
  • Son manipuladores y vengativos y si no obtienen lo que quieren de los demás, los harán sentir culpables o atacarán.



Todos somos únicos y complejos, y comprender cómo impactamos en los demás es la clave para cultivar relaciones más auténticas y enriquecedoras. Si te sentiste identificado con lo que leíste ¿por qué no explorar más sobre tu propia personalidad?

Te invitamos a conocer un innovador sistema de desarrollo la personalidad, desarrollado por el reconocido psicólogo Efrén Martínez. Visitanos en www.sistemadi.com donde podrás aplicarte un test de personalidad el cual está diseñado para que en sólo 15 minutos, tengas por este medio el mapa completo de tu personalidad, desvelando tus miedos, desafíos y singularidades, brindándote una visión más clara de quién eres y cómo te relacionas con el mundo.

El viaje hacia el autoconocimiento y la aceptación comienza al descubrir más sobre ti mismo. ¿Estás listo para emprender este emocionante viaje?