La personalidad actoral o histriónica

Las personas con personalidad actoral o histriónica viven como si estuvieran interpretando a otra persona, precisamente como si estuvieran actuando o llevando un disfraz, para mostrar lo que quieren que los demás vean. Parecen personas divertidas, seguras, que captan la atención de la gente.

Como siempre quieren mostrar algo mejor de lo que son, no se conocen a ellos mismos muy bien. Esto hace que solo puedan vivir en el presente, porque no saben cómo van a ser el día de mañana. Son personas emocionales, que reaccionan con mucha facilidad cuando algo los molesta, que normalmente es la falta de atención, no ser el centro del mundo ni el alma de la fiesta. 

Son personas que buscan sentir cosas, sentir la vida, sentirse vivos. Les llama la atención la vida glamurosa, lo superficial y tratarán de ser siempre los más interesantes. Tienen problemas controlando sus emociones y como son tan dramáticos las exageran mucho y además solo muestran lo que creen que deberían estar sintiendo más no lo que de verdad sienten, es decir, si llegan a un entierro llorarán como locos, y si van a una fiesta serán los más divertidos.

A pesar de mostrarse encantadores y grandiosos, en su interior sienten que no tienen valor, que no tienen mucho para ofrecer. Les da miedo ver que solo se tienen a ellos mismos, y como quieren aparentar una identidad que no es propia, su manera de ser es una recolección de cosas que creen que las personas a su alrededor desean. Le dan mucha importancia a su físico, como creen que en su interior no hay nada que deslumbre a los demás, cuidan su imagen, su figura, su presentación, lo cual los lleva a sentirse vacíos, que su existencia no tiene mucho sentido y por eso necesitan la atención de los demás para no sentir eso.

A la hora de relacionarse las personas histriónicas ocuparán mucho espacio, se harán en el centro donde todos puedan verlos, sus expresiones serán exageradas, de ese tipo de exageración que puede generar pena a los que están cerca. Quieren conquistar a las personas a su alrededor, en especial a las del sexo opuesto, por lo cual les encanta coquetear y seducir. Son manipuladoras, identifican con facilidad como piensan y actúan los otros para conseguir impresionarlos. Ven a las personas como necesarias, pues si no tiene gente que los haga sentir especial, se sentirían vacíos. Son personas que desean ser amadas y cuidadas, ojalá por alguien súper fuerte pero que igualmente puedan manejar.

No tienen mucha tolerancia al dolor o molestar. Son egoístas y llegan a ser falsos por su incapacidad de mostrarse tal y como son; esto hace que no conecten de manera sincera con las personas. Las metas que se proponen suelen ser superficiales, son logros que van a darles aprobación de los demás, más no satisfacción con ellos mismos. 

Lo que más lastima a estas personas es el desamor, sentirse insuficientes, sentirse no amados o despreciados, pues esto implica que otras personas los ignoren. La posibilidad de pasar inadvertidos les genera mucha angustia, por lo cual siempre están alertas para poder darse cuenta cuando no les están prestando la atención que creen merecer. Pero, aun así, tengan toda la atención, nunca será suficiente ellos. Para evitar todo este malestar, las personas con modo de ser histriónico van a luchar para hacerse notar. Tienen estrategias que aplican a las personas a su alrededor para evitar sentirse ignorados.

Para evitar su malestar, las personas con modo de ser histriónico tienen un gran repertorio para mantener entretenido a todo el mundo y no perder la atención, o protegerse de personas y situaciones que puedan hacerlos sentir pequeños. Van a evitar que las personas los conozcan, la intimidad, ya que sienten que, si los abren, en su interior las personas no vayan a encontrar nada. Para evitar sentirse invisibles, utilizarán ropa llamativa, se tatuarán exageradamente, se pintarán el pelo de muchos colores. Usarán su físico y sexualidad para que las personas se les acerquen y sentirse deseadas, pero evitarán la intimidad. 

De igual manera, cuando sientan amenazada y atacada la visibilidad que tienen, o mejor, cuando sientan que otras personas los están ignorando, pueden pasar a comportarse de manera negativa. Si quieren atención y no la obtienen por las buenas, amenazarán con hacerse daño, le harán daño a su pareja castigándola haciéndola sentir mal, terminando la relación, para que les rueguen y demuestren amor. No hay un límite si les va a traer atención. Pueden llegar a fingir que están enfermos, que están de acuerdo con algo, que están felices o tristes, cualquier cosa que haga que los volteen a mirar y los incluyan.

Si sienten que no ha sido suficiente, que necesitan todavía más atención, más amor, más compasión por parte de los demás, pueden llegar a victimizarse y para conseguirlo se inventan escenarios y situaciones: que se les murió la mamá, que nada les sale bien, lloran, gritan, hacen show; todo lo necesario para que les crean. De igual manera pueden ser como un camaleón, es decir, pueden adaptarse de manera muy rápida a las situaciones y a las personas, pero siempre buscará la manera de resaltar y de encontrar su lugar.

En síntesis, las personas histriónicas:

  • Desean ser el centro de atención y les molesta cuando no lo son.
  • Buscan ser los más interesantes a donde van y les llama la atención la vida glamurosa.
  • Controlar sus emociones les cuesta y son dramáticos y exagerados al mostrar las emociones que creen que los demás esperan que sientan.
  • Son superficiales y cuidarán de sobremanera su físico e imagen.
  • Ven a las personas como necesarias pues a través de ellas es que validarán su valor y existencia.
  • Son personas egoístas y pueden parecer falsas, pues no se desenvuelven con transparencia.
  • Evitan la intimidad y que alguien llegue a conocerlos porque en realidad, creen que no tienen nada verdadero para ofrecer.
  • Lo que más les duele es sentirse despreciados, insuficientes y pasar desapercibidos.
  • Utilizarán todos los recursos para llamar la atención sea por su personalidad actuada o por su físico, realizándose modificaciones.
  • Para obtener la atención que quieren son capaces de mentir, manipular, de hacer lo que sea necesario para tenerla.

Todos somos únicos y complejos, y comprender cómo impactamos en los demás es la clave para cultivar relaciones más auténticas y enriquecedoras. Si te sentiste identificado con lo que leíste ¿por qué no explorar más sobre tu propia personalidad?

Te invitamos a conocer un innovador sistema de desarrollo la personalidad, desarrollado por el reconocido psicólogo Efrén Martínez. Visitanos en www.sistemadi.com donde podrás aplicarte un test de personalidad el cual está diseñado para que en sólo 15 minutos, tengas por este medio el mapa completo de tu personalidad, desvelando tus miedos, desafíos y singularidades, brindándote una visión más clara de quién eres y cómo te relacionas con el mundo.

El viaje hacia el autoconocimiento y la aceptación comienza al descubrir más sobre ti mismo. ¿Estás listo para emprender este emocionante viaje?